Encuéntranos en Google+.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Desafío de los 30 días - Tu mayor pifia alrededor de los juegos de rol

Para saber qué es el Desafío de los 30 días, podéis echarle un vistazo a esta entrada.

No sé si es mi mayor pifia o no, pero sí que en su día fue bastante cagada por mi parte no aceptar los consejos que me dieron al respecto.

Hace bastantes años decidí dirigir una campaña utilizando Vampiro: Edad oscura. Me preparé la partida durante bastante tiempo (en esa época tenía tiempo y ganas para buscar documentación y leérmela... no como ahora) y preparé varias aventurillas antes de comentar que estaba buscando jugadores.

Lo que no esperaba era que se interesará tal cantidad de gente. Supongo que en parte por la novedad (Edad oscura era un juego relativamente reciente en aquel momento) o porque la gente tenía muchas ganas de jugar a cualquier cosa, me pidieron participar en la campaña 10 o 12 jugadores diferentes. Dado que la mayor parte de ellos eran conocidos o amigos del club de rol y que había jugado con muchos de ellos no hice caso a quienes me aconsejaron quedarme solo con 5 o 6 jugadores y me supo mal decirles que no tenía suficientes plazas así que los acepté a todos. (Sí, era joven e inocente en aquella época y no sabía que hay cosas que es mejor no hacer...).

Logré que todos se hicieran sus personajes (que obviamente, me obligó a saltarme cualquier concepto relacionado con la "población máxima" de vampiros que una ciudad medieval podría soportar aunque solo fuera porque necesitaba que hubiera algún que otro PNJ por ahí) y decidí que los dividiría en dos grupos separados aunque habría algunas sesiones que jugarían juntos (como por ejemplo la sesión de presentación).

Tal y como cualquiera que haya intentado algo así con anterioridad os dirá, este tipo de experimentos es muy complicado que funcionen y, obviamente, siendo yo una máster novata, aún más. Creo que logramos jugar  una o dos de las aventuras planteadas antes de que aquello se fuera por completo al garete y yo me rallara y dejara la partida a medias.

Por suerte, parte del material que había preparado se pudo reaprovechar más adelante en el rol en vivo de Vampiro que estuve co-dirigiendo durante cinco años... pero eso es otra historia.

Así que ya sabéis mis queridos lectores, si habitualmente todo el mundo dice que el número ideal de jugadores está entre 3 y 6, es por algo. Hacedles caso ;)
Publicar un comentario en la entrada