Encuéntranos en Google+.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Desafío de los 30 días - La sesión que más ha durado

No estoy 100% segura de cuál ha sido la sesión más larga que he jugado/dirigido, pero sí que ha habido varias que compiten por el puesto con unas 18 o 20 horas cada una.

Ahora mismo dudo entre dos sesiones. Una pertenecía a mi campaña de Eberron (como no) y es la conocida como "La boda de Kheldor". Se trató de una partida en la que los jugadores asistían a la boda de un excompañero de grupo (Kheldor, un clérigo de Dol Dorn miembro de la casa Orien cuyo jugador había tenido que abandonar la partida y al que decidí despedir así del grupo) con una PNJ que conoció durante la campaña (Blair, una noble brelia de alto abolengo). La boda se celebraba en el Palacio Real de Breland, en Wroat, ya que la familia de la novia era íntima amiga del Rey Boranel (la chica le llamaba "Tito Bori" para descojone de la mesa) y asistían diversos nobles, embajadores, miembros de casas de dragón... de lo bueno, lo mejor. La partida se empezó a jugar antes de mediodía (quedamos antes de comer y comimos juntos si mal no recuerdo) y se acabó con las primeras luces del alba después de pasarnos el día descubriendo conspiraciones y secretos familiares varios.

La otra sesión que compite por el puesto pertenece a la campaña de Reinos de hierro que dirige +Miguel Arnaiz y pertenece a la Witchfire (es la parte relativa al Santuario de las Almas Perdidas), aunque lo que jugamos tuvo poco que ver con el módulo original y fue una sucesión de pruebas de todo tipo para probar nuestra valía y ver si éramos dignos de reclutar un ejército para que luchara a nuestro favor. La partida se alargó durante toda la noche y ya había amanecido cuado se fueron los últimos jugadores de mi casa.
Publicar un comentario en la entrada