Encuéntranos en Google+.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Desafío de los 30 días - El personaje favorito que has llevado

Mis personajes preferidos suelen ser aquellos con los que he vivido campañas más largas ya que al poder desarrollarlos durante más tiempo y haber vivivo más aventuras con ellos les acabo guardando más cariño. Hay varios personajes que podrían ganarse el apelativo de "personaje favorito" pero hoy he decidido hablaros de un personaje (y una partida) de la que no he hablado hasta ahora y que fue una de las primeras campañas largas que jugué.

Hablamos de una campaña de D&D 3.5 (sí, he jugado muchas y muy buenas campañas de D&D) ambientada en un mundo creado por el máster. Mi personaje se llamaba Eleadha y al igual que el resto de personajes vivía en un bonito y tranquilo pueblecito.

Junto con sus amigos de toda la vida visitó unas cuevas cercanas donde encontraron una antigua tumba (y a sus primeros no-muertos); visitaron una torre infestada de kobols donde se ganaron su mejor apodo (nos convertimos en "Roger 'matakobolds' y los Amenazacharcos"...), conocieron a un vampiro muy educado (irrumpimos en su refugio/tumba y en vez de atacarnos nos saludó con un "buenos días"... luego resultó ser un cazador de vampiros que no tuvo mucha suerte en su último trabajo y al que dejamos vivo porque no era un mal tipo); descubrió que su madre tenía un pasado bastante turbio (segunda al mando de una tribu de amazonas asesinas a las que traicionó al quedarse embarazada de mi personaje), descubrimos un complot para matar al rey y acabamos teniendo que defender nuestro querido pueblecito de un ejército que venía a matarnos...

Fue una gran campaña que quedó cortada justo antes de jugar la batalla y todavía no me quedó muy claro porqué la abandonó el máster, pero lo cierto es que recuerdo mil y una anécdotas de aquellos días y le guardo mucho cariño.


Publicar un comentario en la entrada