Encuéntranos en Google+.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Religiones de Eberron: La Corte Eterna

La Corte Eterna no son únicamente los consejeros espirituales de los elfos Aereni y la autoridad política definitiva sino que representan la fe de los elfos de Aerenal. Los Aereni no le ofrecen sus plegarias a algún dios distante sino a sus propios ancestros. Muchos de esos ancestros murieron hace tiempo pero sus espíritus vigilan a los elfos actuales, actuando como guardianes de sus líneas familiares. Algunos de estos muertos todavía no han partido y caminan por Aerenal. Esta combinación de espíritus y muertos animados es la suma total de la Corte Eterna: consejeros, protectores, soldados y dioses de los elfos de la isla continente.

Esta religión es como ninguna otra en Eberron. A pesar de ser temida e incomprendida por muchos, ha conseguido una población universalmente creyente en sus dogmas éticos y morales. La fe Aereni no está codificada rígidamente o cuantificada como otras, pero si su doctrina primaria se pudiera resumir sería algo como esto: La existencia es un viaje espiritual que necesita más de una vida. Solo los Eternos pueden aprender realmente que grandes maravillas hay al final de ella. Es por eso, que los elfos de Aerenal no temen a la muerte. Le dan la bienvenida como una nueva etapa del viaje espiritual. Para los Aereni no existe un honor mayor que ser aceptado para los Ritos de Transición y convertirse en un eterno que permanece en Aerenal para continuar y viaje y vigilar a sus descendientes.

En vida, tratan de probar su valía para este gran honor. Algunos adoptan gestos para imitar a los muertos, llegando incluso a pintar y mutilar sus cuerpos para asemejarse a ellos. Otros viven vidas de gran espiritualidad, honrando a la Corte Eterna y sirviéndola tan bien como pueden. Pero la mayor devoción a la Corte Eterna, es la devoción a la propia línea familia, ya que la Corte se compone de los propios ancestros. Las familias Aereni son insulares y se cierran en ellas mismas siempre que es posible, casándose dentro de la línea y centrando sus plegarias y devoción en los ancestros de su propia sangre. Es por ello que el culto a la Corte Eterna puede variar, incluso dramáticamente, de región a región y de familia a familia.

Los Aereni tratan a los eternos como consejeros reverenciados y figuras sagradas. Aunque los consejeros eternos no son los gobernantes seculares de la nación (ese poder se reserva para los Reyes Gemelos) su consejo se escucha incluso entre los elfos más poderosos. Son los portavoces de la divinidad y poseen la sabiduría de muchas generaciones.

Mientras que los Aereni honran y aman a los eternos, desprecian a los no muertos. La Corte Eterna existe debido a la energía positiva y sus miembros no deben alimentarse de los vivos para sobrevivir. Los verdaderos no muertos son una corrupción de este orden, una violación de las leyes de la naturaleza y del espíritu y deben ser destruidos. Un Aereni que se convierte en no muerto es la peor de las abominaciones, una plaga para el mundo y para la Corte Eterna.

Es un error común creer que los Aereni no tienen concepto de la divinidad, que la adoración a sus ancestros omite el potencial de adorar a dioses verdaderos. Esta es una gran falacia y un gran obstáculo para que aquellos ajenos a la fe élfica la entiendan. Los aereni creen en la divinidad: la fuerza espiritual reunidad de la Corte Eterna. Un ancestro o un consejero eterno en particular puede poseer conocimientos pero tendrá un poder espiritual limitado. La Corte como un conjunto, sin embargo, da forma al mundo de los Aereni, garantiza conjuros divinos a sus clérigos y forma esencialmente su propio “dios”. Los elfos rezan a los espíritus de sus ancestros como emisarios y sirvientes de la Corte Eterna, sabiendo que esos individuos pueden presentar sus palabras y obras al conjunto del “Dios Corte”.

Unos pocos Aereni mantienen que existía algún tipo de divinidad antes de la formación de la Corte Eterna. Creen que otras razas anteriores habían conseguido terminar su viaje espiritual en conjunto, tal y como los elfos y los Eternos de Aerenal tratan de hacer. Esos seres ascendieron para convertirse en dioses que crearon el siguiente mundo; poderes divinos que las mentes mortales interpretan como los Progenitores (Eberron, Khyber y Siberys). Estos elfos también creen que cuando finalmente los elfos de Aerenal alcancen el final de su propio viaje espiritual darán forma al siguiente nuevo mundo.

-----------------

Más artículos sobre Eberron

Publicar un comentario