Encuéntranos en Google+.

miércoles, 27 de junio de 2007

Eberron- Naciones (II parte)

Índice de artículos


Hoy os continuaré explicando varias de las naciones de Khorvaire, concretamente aquellas "más civilizadas" y dejaremos para mañana las zonas "más salvajes" y las naciones de fuera del continente de Khorvaire. Vamos a ello.

Llanuras de Talenta: Gobernante: Lathon Uldom. Los medianos de Talenta se apegan a sus tradiciones milenarias. Viven en pequeñas tribus nómadas que se mueven continuamente por sus inmensas llanuras a lomos de pequeños dinosaurios. Su cultura y tradiciones pueden parecer simples y bárbaros a ojos de las naciones más sofisticadas pero encierran una gran belleza y espiritualidad. Las tribus siempre han vivido de forma independiente aunque en momentos de necesidad se han unido bajo la guía de un Lathon

Valenar: Gobernante: Alto rey Shaeras Vadallia. La nación de Valenar es una de las nacidas tras la firma del tratado de Tronofirme. Hace ya bastantes años un grupo de elfos de Aerenal decidieron que la mejor forma de honrar a sus ancestros era reproducir las hazañas que éstos habían llevado a cabo y se embarcaron en dirección a Khorvaire, a unas tierras en las que antaño habían combatido contra las hordas goblinoides dhakaani

Zilargo: Gobernante: Triunvirato. Los gnomos de Khorvaire han vivido en el territorio del actual Zilargo durante siglos y siempre han sabido mantener un cierto grado de independencia de sus vecinos. Durante los años del reino de Gallifar se unieron a éste como una provincia independiente de forma voluntaria y Gallifar casi no tocó su autonomía. Durante la Última guerra se mantuvieron neutrales aunque en ocasiones colaboraron con Breland. Su sociedad se basa en la información y posee el diario más leído de todo Khorvaire (Korranberg Chronicle) así como la mayor organización de espías (The Trust)

Baluartes de Mror: Gobernante: Consejo de Hierro Los baluartes de Mror son el hogar de los doce grandes clanes enanos. Durante miles de años los trece clanes enanos batallaron unos con otros para obtener el control de las principales minas y convertirse en el poder hegemónico del lugar hasta que sus luchas les llevaron al exilio. Tras cientos de años viviendo en el exterior de sus montañas los clanes enanos consiguieron llegar a un acuerdo y regresar a su antiguo hogar. Allí descubrieron que durante esos años el treceavo clan enano que se había quedado para defender sus hogares había desaparecido exterminado por los demonios de khyber. Los clanes enanos todavía tienen numerosas disputas entre sí pero su belicosidad ha quedado reconducida al sector de los negocios casi siempre.

Elden Reaches: Gobernante: Gran druida Oalian. Completamente cubierto por uno de los mayores y más antiguos bosques de Khorvaire el territorio de los Elden Reaches y sus habitantes permanecen semi oculto a los ojos del resto del mundo. Las grandes sectas druídicas tienen aquí su principal foco de influencia y aunque no imponen su sistema de valores a los pobladores de la zona sí que suele ser considerados como el referente a la hora de dirimir disputas de cualquier tipo.

Principados de Lhazaar: Gobernante: Príncipe Ryger ir’Wynarm. Los principados reciben el nombre del mítico explorador que trajo a los humanos a Khorvaire desde Sarlona hace ya 3.000 años. Desde el principio se constituyeron aparte de las cinco naciones con sus propios gobernantes autónomos (piratas y contrabandistas) y a pesar de tener diversos conflictos con el reino de Gallifar, las relaciones entre ambas regiones eran bastante estables. Con el tiempo los marineros se especializaron más en el comercio y la exploración y aunque siguen existiendo piratas y contrabandistas la mayor parte de barcos actúan de forma legal.

Q’barra: Gobernante: Rey Sebastes ir’Kesslan. Cuando estalló la Última Guerra un grupo de patriotas hastiados de ese combate entre naciones hermanas se apartó del conflicto guiados por el duque Ven ir’Kesslan. La expedición llegó a la bahía de Adder donde se fundó Adderport. Con el tiempo llegaron más refugiados y se inició la exploración de la península y, sin querer se violaron las zonas más sagradas de las tribus de lagartos del lugar dando inicio a un fuerte conflicto que todavía continua.
Publicar un comentario