Encuéntranos en Google+.

martes, 27 de febrero de 2007

El ilusionista

Hace ya unos cuantos días que fui a ver esta película. La crítica la dejaba bastante bien y lo cierto es que a mi también me gustó. No conocía ni al director ni a la mayoría de los actores (a Edward Norton que es el protagonista sí, pero al resto ni idea) pero me llamaba bastante la atención.

Lo cierto es que la película no me decepcionó en absoluto. Está narrada desde un doble punto de vista. Por un lado el del jefe de policía Uhl y por otro lado del de Eisenheim, un mago ilusionista y el principal protagonista de la película. Eisenheim es un ilusionista que ofrece un novedoso espectáculo en la Viena imperial. Su espectáculo cautiva al príncipe heredero Leopold a la vez que le intriga al no poder descubrir qué trucos utiliza Eisenheim. La tensa relación con el príncipe heredero y el descubrimiento de que su prometida es un antiguo amor de Eisenheim centran la primera parte de la película mientras que la investigación del jefe de policía Uhl entorno a Eisenheim centra la segunda parte.

Lo que más me llamó la atención fue la fotografía y la iluminación de la película. El estilo entre retro y nebuloso le da un aire de fantasía e ilusión fantástica, reforzada obviamente, por los trucos de magia del protagonista. El final resulta un tanto previsible a partir de la segunda mitad de la película (al menos para aquellos con una puntuación de guionizar media) pero igualmente da alguna sorpresilla interesante.

En resumen, dinero bien gastado en el cine, aunque en DVD tampoco hubiera desmerecido.




Publicar un comentario